Fuente: http://www.cnbc.com/2017/01/24/donald-trump-cant-stop-back-solar-and-wind-power.html

El fuerte apoyo del presidente Donald Trump a las energías fósiles y su negativa rotunda al cambio climático han provocado que se genere un cierto sentimiento de preocupación e incertidumbre con respecto a los proyectos de energías renovables en Estados Unidos. No obstante, algunos especialistas en la materia creen que Donald Trump no podrá detener el avance de las energías renovables, especialmente la solar y la eólica.

Estos especialistas afirman que los objetivos trazados por más de la mitad de los estadounidenses son los que están haciendo crecer los proyectos de energías renovables y que difícilmente, Trump podrá pararlos. Además, señalan que cada vez más empresas estadounidenses están apostando por las energías renovables y que a su vez, un número notable de legisladores estadounidenses en la mayoría de las partes del país han renovado los subsidios cedidos a estos tipos de energías renovables.

El nuevo presidente de los Estados Unidos ha dejado bien claro en su libro “Crippled America” que considera firmemente que las energías renovables son una mala inversión. “Incluso el desarrollo de formas de energía a partir de renovables sería un gran error” – dijo el presidente.

“Para empezar, el íntegro avance de las energías renovables está siendo dirigido con una motivación equívoca. La creencia de que el cambio climático está siendo ocasionado por las emisiones de carbono también es errónea. Si tu no lo compras, y yo no lo hago, lo que obtendríamos es una costosa forma de hacer que los ecologistas se sientan bien consigo mismos” escribió Trump.

Sin embargo, los investigadores y especialistas necesitan separar la retórica de la realidad cuando se trata de Trump, dijo David Richardson, director global de marketing en Impax Asset Management, una firma de inversión que maneja y gestiona 6.3 billones de dólares, especializándose en ambientes sostenibles.

En su último informe de Perspectiva Anual de Energía, la Administración de Información de Energía de Estados Unidos proyectó que el consumo de la energía renovable crecerá más rápido que cualquier otra fuente hasta 2040, debido a que los costes de capital caen a medida que más plantas solares y eólicas crecen y las políticas federales y estatales fomentan su construcción.

Actualmente, 29 estados tienen combustibles renovables como estándares. Richardson dijo que ellos no se echarán atrás y que la realidad es que la Casa Blanca, tiene poca influencia en las reglas locales y estatales para proyectos solares y eólicos.

web

Hace unas semanas, el estado de California anunció un nuevo plan para rebajar en un 40% menos las emisiones de carbono, dejando así los niveles por debajo de los que habían en 1990. Ese mismo día, Trump reafirmó su promesa en su nueva versión de la página web de la Casablanca, cancelando el Plan de Acción Climático del ex presidente Obama.

En esa misma semana, el ex gobernador de Texas, Rick Perry afirmó repetidamente la posición de liderazgo de su estado en la generación de energía eólica durante su audiencia de confirmación del Senado para convertirse en Secretario de Energía de Estados Unidos.

Esas tendencias podrían beneficiar a los fabricantes de aerogeneradores y palas, así como a las compañías que fabrican componentes para paneles solares y desarrolladores de granjas solares a gran escala, dijo al respecto Richardson. 

“Como inversores, estamos haciendo limonada a partir de limones, lo que significa que va a haber interesantes oportunidades de compra para los inversores que realmente entienden estos mercados”, dijo Richardson.

Paralelamente, las empresas de tecnología californiana continúan fijando metas ambiciosas de energía renovable, y la tendencia está ganando fuerza más allá del sector, mientras las corporaciones buscan mejorar sus credenciales ambientales, añadió Roberto Cominotto, director de inversiones para acciones de energía en GAM. La compañía GAM invierte en otras compañías que producen equipos de energía eólica como por ejemplo: TPI o Gamesa.

Adicionalmente, la cadena minorista más grande del mundo Wal-Mart, anunció el pasado Noviembre que espera poder obtener el 50% de su energía de fuentes limpias y renovables en el 2025.

web2

Cominotto, experto en energía eólica, ha dicho que está buscando nuevas oportunidades para la industria debido a la debilidad de los precios de las acciones, pero que esto no es directamente debido a la nominación de Trump.

Cominotto desea ver el final de la recesión actual -que según él podría ocurrir a mediados de 2017- antes de tomar decisiones de inversión. Las expectativas de tasas de interés más altas también lo han hecho más cauteloso en las compañías eólicas. Las tasas más altas pueden resultar en una financiación más cara para los parques eólicos.

Los fabricantes de módulos solares también están luchando, porque los precios también están decayendo, lo que dificulta obtener un beneficio.