Seleccionar página

En Germanía de Servicios e Instalaciones somos especialistas en el mantenimiento integral de edificios, una labor de vital para la conservación eficaz de las instalaciones. Esta actividad agrupa todo el conjunto de acciones que tienen como finalidad la correcta conservación del edificio a mantener y suelen ser bastante rutinarias y controladas.

A la hora de diseñar un proyecto de mantenimiento de un edificio trabajamos siempre realizando una planificación personalizada en la que detallamos las acciones que debemos controlar. Con ello buscamos definir el método de trabajo idóneo para cada cliente al tiempo que facilitamos considerablemente la labor del responsable de mantenimiento.

Además, implementamos una serie de herramientas de gestión que permiten llevar a cabo la nueva planificación y organización del mantenimiento, no solo a la persona que ha creado el programa sino también a futuros operadores.

En el caso concreto del mantenimiento preventivo hablamos de aquellas operaciones de inspección periódica -programadas y planificadas- de elementos y equipos, necesarias para adelantarse a fallos que puedan ser de vital importancia en el funcionamiento de las instalaciones. Su finalidad, por tanto, es la de prever el fallo antes de que ocurra y eliminar sus causas potenciales.

Estos son los pasos básicos

Las tareas que realizamos desde Germanía de Servicios e Instalaciones son:

  • Programación de las tareas de mantenimiento preventivo.
  • Planificación y ejecución de revisiones preventivas.
  • Elaboración de informes de revisiones preventivas.
  • Subsanación de deficiencias detectadas.

Y estos son los beneficios que revertimos al cliente:

  • Control y seguimiento constante del estado de las instalaciones.
  • Reducción de fallos y tiempos muertos, lo que garantiza una mayor disponibilidad de las instalaciones y un aumento de su ciclo de vida.
  • Uniformidad de carga de trabajo, que girará en torno a una programación de actividades.

Ahorro económico, ya que al prevenir fallos disminuimos los recursos que tendríamos que destinar a resolver averías o tener la instalación parada.