Germanía ha estado presente en la Feria Inmobiliaria del Mediterráneo Urbe 2019, donde cabe destacar la mesa redonda sobre “Sostenibilidad y Eficiencia Energética en la Edificación y el Sector Inmobiliario”, que ha cerrado la IV Jornada de Debate Sectorial Inmobiliario de Urbe.

En esta mesa redonda se ha abordado uno de los retos más importantes a los que se está enfrentando al sector, como son las viviendas de consumo casi nulo. El objetivo ha sido reflexionar y debatir sobre la importancia de la sostenibilidad y eficiencia energética en la edificación. Y también sobre cómo generar y comunicar ese valor a los actores implicados: desde la administración pública, pasando por entidades financieras, promotoras y constructoras hasta el comprador final.

La sostenibilidad de los edificios ya no es una opción: a partir del 1 de enero de 2020 todos deberán ser de consumo casi nulo, debemos pasar de la comunicación a la acción. Debe haber una coordinación entre la administración central y las autonómicas, así como entre los distintos sectores. Debemos tener un objetivo común.

En el debate se ha incidido en el ahorro energético para el Medio Ambiente, el confort y la mejora de la calidad de vida de las personas que supone una vivienda Passivhaus y el ahorro económico para las familias. La vivienda Passivhaus es un estándar que comenzó como concepto de construcción en Centroeuropa y hoy día puede ser implementado en todo tipo de edificios de cualquier parte del mundo, suponiendo ahorros en demandas de climatización de hasta un 90% en comparación con construcciones existentes. Su origen en Centroeuropa origina el falso mito de que sólo es válido para climas con inviernos muy fríos, pero la experiencia de los últimos años con los edificios certificados Passivhaus en España demuestra que su comportamiento en los meses de verano es también sobresaliente.

Desde Germanía podemos aportar nuestra experiencia por nuestra participación en el proyecto de edificio Passivhaus para la nueva sede social de la Agrupación Musical l’Amistat de Quart de Poblet, junto a 8b arquitectura e interiorismo, lo que supone un paso más en la edificación sostenible de nuestro país y la reafirmación de nuestra estrategia de compromiso con el cumplimiento de las ODS y la participación activa contra el cambio climático.

Se tratará así del primer centro docente construido y certificado bajo el estándar Passivhaus en la Comunidad Valenciana. Sus alumnos y usuarios disfrutarán en su interior de las mejores  condiciones de confort: con temperaturas adecuadas y constantes a lo largo del año, un nivel excelente de calidad y limpieza del aire, así como un cuidado aislamiento y acondicionamiento acústico en las estancias, características idóneas para todo centro docente y más si cabe para la enseñanza musical. Y todo ello en un edificio con una alta eficiencia energética, capaz de generar importantes ahorros en su factura energética y por lo tanto sostenible en un escenario presente y futuro de progresivo encarecimiento del precio de la energía.