España es uno de los países de Europa con más contaminación lumínica, con valores medios de consumo por habitante y año de 116 kilovatios-hora (kwh), frente a los 43 que se consumen en Alemania o los 91 de Francia, algunos de los países “más desarrollados” en la materia, según datos de la Agencia Efe hechos públicos en septiembre de 2018.Y esto es así porque hay un exceso de farolas, iluminaciones innecesarias y luces poco cálidas.

A la vista de esta situación y, frente a las fiestas de navidad que ya están aquí, nos preguntamos qué podemos hacer para instalar un alumbrado navideño más sostenible porque sabemos que una Navidad sin luces ¡no es una Navidad!

Afortunadamente, las ciudades caminan hacia la implantación de sistemas de alumbrado energético cada vez más eficiente al apostar por la inversión en nuevas tecnologías, como las lámparas de bajo consumo y la tecnología LED.

Gracias a estos avances, el sector cifra en hasta un 80% el ahorro que puede conseguirse invirtiendo en estas nuevas tecnologías, con respecto al alumbrado de Navidad tradicional.

Sin embargo, las luces de las grandes ciudades no son las únicas que nos alumbran estas fiestas, ya que en las ventanas, balcones y árboles de nuestras casas también cuelgan este tipo de luces y bombillas.

Por eso hoy queremos aprovechar para darte 4 sencillos consejos que tú mismo puedes poner en práctica y optar por una iluminación navideña ecológica en casa.

  • Usa un alumbrado de bajo consumo de calidad. Para eso, es conveniente fijarse en que los productos tengan el correcto marcado de seguridad y garantía de la Unión Europea. Todas las grandes superficies disponen de luces de bajo consumo, LED y de otras que se recargan con energía solar, aprovecha las horas diurnas de luz para cargar tus guirnaldas luminosas y enciéndelas cuando oscurezca.
  • Enciende las luces sólo en los momentos más señalados y no dejarlo encendido a todas horas, en especial cuando no haya nadie en la habitación o en casa.
  • Reutiliza aparatos de alumbrado para este fin navideño o tirar de la imaginación para crear una iluminación propia con elementos del hogar, busca inspiración, créala tu mismo, con amigos o con tus hijos ¡no hay nada como crear algo con tus propias manos!
  • No olvides reciclar estas bombillas si se funden: los puntos limpios o las tiendas de iluminación cuando se compre una lámpara nueva son los lugares más indicados para ello.

Aprovecha la Navidad para comenzar a poner en práctica conductas sencillas y sostenibles que cuiden y respeten nuestro cada vez más maltratado planeta y, quien sabe, ¡puede ser uno de tus propósitos de año nuevo!