La disciplina de Facility Management se define como “la gestión de inmuebles y servicios soporte” pero es también el término que define al profesional que se encarga de gestionar el correcto funcionamiento de una empresa en lo que a sus servicios generales respecta. Es un puesto poco común todavía en las empresas de nuestro país pero que poco a poco, por el efecto contagio de las multinacionales, comienza a establecerse en las grandes empresas.

Si bien contar con un profesional de estas características dentro de la organización es una opción, la externalización de estos servicios en empresas como Germanía de Instalaciones y Servicios puede suponer para una empresa, bien sea del sector público como del privado, una serie de mejoras y ahorros de costes muy a tener en cuenta. Veamos cuáles son las más importantes:

MEJORA DE LA CUENTA DE RESULTADOS DE LA EMPRESA.

La mayoría de las veces, ciertos trabajos como este, se subcontratan a proveedores especializados en ese campo de negocios. Naturalmente, el conocimiento y la experiencia en la realización de tareas a menudo dan resultados de mejor calidad y son completadas más rápido y de manera más efectiva. Esto aumenta la productividad y reduce los costes.

DISMINUCIÓN DEL NIVEL DE SINIESTRALIDAD.

También permitirá disminuir su tasa de riesgo ya que los trabajadores externos encargados de estas tareas están claramente formados para ejecutarlas teniendo siempre en cuenta la prevención de riesgos y la calidad del proceso a realizar de acuerdo a las necesidades del cliente.

CONTAR CON AUTÉNTICOS ESPECIALISTAS.

Esto es gracias al elevado nivel de especialización de los encargados de ejecutar estas labores, auténticos especialistas en cada una de las materias. El profesional externo no está presente en la rutina productiva de la compañía por lo que desde la experiencia y la lejanía observa de manera más objetiva el funcionamiento de la empresa.

NOS PERMITE CENTRARNOS EN NUESTRO CORE BUSINESS.

Además, a las empresas les facilita centrarse en su actividad principal, al permitirles destinar sus recursos y esfuerzos en su núcleo de negocio y no en aquellas labores que no conoce bien y no le aportan competitividad a su producto o servicio.

DISFRUTAR DE LA ÚLTIMA TECNOLOGÍA.

El empleo de tecnología de última generación ajustada y adecuada para cada uno de los servicios a realizar, a menudo complejos y delicados, es otra de las ventajas de las que podremos aprovecharnos si externalizamos las tareas de Facility Management. El desarrollo tecnológico que vivimos a diario también lo sufren las empresas especializadas en Facility Management, que están en constante evolución de nuevas técnicas.

Si te estás planteando optar por esta opción desde Germanía de Instalaciones y Servicios te animamos a perder el miedo a externalizar y confiar plenamente en este tipo de empresas, somos auténticos expertos en todas y cada una de las materias que abarca el facility management.