Seleccionar página

AVVE, la Asociación Valenciana del Vehículo Eléctrico, considera que el impulso de la movilidad sostenible es una cuestión urgente, puesta aún más de manifiesto por la crisis del coronavirus. AVVE ha celebrado una mesa redonda virtual para analizar el momento del sector y en la que se ha puesto de manifiesto la necesidad de medidas e infraestructuras de recarga para impulsar el uso de los vehículos eléctricos.

Germanía ha lanzado un plan para ayuntamientos, que les facilita la instalación de puntos de recarga. Nos ocupamos de todo el proyecto, desde el asesoramiento a la puesta en marcha. Además, Germanía ofrece la opción de instalar puntos de recarga municipales en régimen de concesión o de outsourcing.

En el encuentro telemático de AVVE se incidió en la necesidad de potenciar los puntos de recarga, algo a lo que están obligadas las administraciones para cumplir con la Ley de Cambio Climático. Daniel Sánchez, socio Director de OVANS y secretario de AVVE, destacó el objetivo de vertebrar a todo el territorio nacional con “instalaciones rápidas o ultrarrápidas, y las estaciones de servicio van a tener que instalar como mínimo un punto de recarga de 50kW”.

Jose Vicente Latorre, jefe del Departamento de Eficiencia Energética en IVACE, señaló que la idea de la administración valenciana es mantener las ayudas para adquirir vehículos eléctricos hasta el 2025, y aclaró que se abrirá una plataforma para facilitar la gestión de ayudas a ayuntamientos y entidades públicas.

Las ayudas para la compra de vehículos eléctricos deben ir acompañadas de una red de puntos de recarga amplia y eficaz. Por eso desde Germanía apostamos por ayudar a las instituciones municipales a sumarse a esta red y situar sus localidades en el mapa de la movilidad sostenible.

Desde Germanía coincidimos con una de las principales conclusiones de este encuentro sobre la movilidad sostenible: “El vehículo eléctrico no es el futuro, es el presente y ya llegamos tarde”.