Seleccionar página

Hace unos años Germanía comenzó a desarrollar sobre el papel proyectos de implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos innovadores, pues se proponía a los Ayuntamientos el aprovechamiento de infraestructuras municipales (no sólo farolas sino también edificios públicos y otras instalaciones municipales), pensando que en España debíamos avanzar en esta dirección, teniendo en cuenta la evolución de esta tecnología en otros países que nos llevan algo de ventaja en este tipo de infraestructuras.

Ahora se materializan en proyectos como MatchUp, un proyecto puntero de Smart City con dos pilares fundamentales de energía y movilidad, previsto a cinco años y que actualmente ya ha cumplido el tercero de ellos, con el que nos encontramos totalmente alineados. Es por ello que hemos querido acercarnos al proyecto de la mano de Ernesto Faubel, ya que pensamos que una solución común que lleve a la estandarización facilitará la experiencia del usuario final: “El desarrollo de la infraestructura de recarga es fundamental para garantizar la penetración del vehículo eléctrico. Es el caso de la pescadilla que se muerde la cola: no compramos vehículos eléctricos porque no hay infraestructura de recarga suficiente y no se amplía dicha infraestructura porque no hay un consumo que sustente la inversión. Las entidades públicas tienen un rol estratégico para incentivar la adquisición de vehículos eléctricos En España este apoyo es todavía insuficiente y los vehículos más contaminantes actualmente lideran las ventas tanto aquí como globalmente. El apoyo de las entidades públicas y privadas es imprescindible. Y precisamente esto es lo que hemos pretendido solucionar con este proyecto”.

Con una solución como la propuesta por Germania en otros Ayuntamientos, la idea consiste en aprovechar una instalación ya existente como las farolas, que ofrecen un servicio por la noche pero que tienen un potencial diurno que no se está utilizando. En una farola se instalan dos cargadores mediante un sistema envolvente para evitar vandalismo.

Lo consideramos la solución ideal para revertir el déficit de infraestructura de recarga que hay actualmente en la ciudad y apoyamos el proyecto que se impulsa desde la Concejalía de Innovación con la intención de que el programa se extienda y ello suponga un impulso para la adquisición de vehículos eléctricos, de acuerdo con nuestro eje de negocio alineado con los ODS.